El roble más alto del bosque fue una vez una pequeña semilla que defendió su territorio.

Anuncios