image

Anoche fuimos invitados a la boda civil de una hermosa niña que vimos crecer, y que se ha convertido en una gran mujer, con un jóven que acabamos de conocer y ya hemos llegado a querer.

En la ceremonia, la Juez dijo éstas palabras que inmediatamente apunté, y que hoy se las quiero compartir:

“El amor y la felicidad son una conquista diaria. Es amor y la felicidad son una decisión personal”

Nada más cercano a la verdad. Nunca lo olviden Vania y Gerardo.