crecimiento persoanl 2

¿Tienes definido un plan de crecimiento personal? El crecimiento casi nunca se da por casualidad. Si has de crecer tiene que ser de forma intencional, y como todo lo que quieres lograr de forma intencional, es más fácil lograrlo si tienes un plan. Imagina un equipo deportivo que no le interesa ganar, y desde luego, no tendrán un plan. Cuando salen a la cancha, cualquier cosa puede pasar, y aunque cabe la posibilidad de que ganen, cuando lo hagan será por casualidad, y sucederá muy poco. De igual manera, en tu carrera profesional hay dos posibilidades: puedes crecer, o puedes seguir en dónde estás. Si no tienes un plan para tu crecimiento, implícitamente estás planeando para tu estancamiento.

Para crecer es necesario que sigas los siguientes pasos:

El origen y el destino. Imagina que vas a salir de viaje por carretera y tú mismo irás al volante. Si no sabes a dónde vas, ¿para qué sales? De igual manera, en tu plan de crecimiento todo empieza con la definición de objetivos. Empieza por entender dónde estás, y luego a dónde quieres llegar. Lo mejor que puedes hacer es tener una meta de largo plazo, y luego definir escalones intermedios que te permitan medir tus avances concretos.

crecimiento personal folded-map-bw

Dibuja tu mapa. ¿Te atreverías a empezar tu recorrido sin saber cómo se llega a dónde quieres ir? Lo más probable es que no, y aunque lo hicieras, tardarías mucho en llegar, o tal vez nunca llegues. Un plan es como un mapa. Empieza con un punto de partida y un destino, y te permite trazar rutas y definir puntos intermedios para medir tu avance.

Conoce los costos. Crecer cuesta. Cuesta trabajo moverte de dónde estas. Cuesta dinero aprender las nuevas herramientas que vas a necesitar. Cuesta tiempo trabajar en las nuevas tareas. Causa incomodidad y miedo abandonar tu zona de confort. Puedes perder terreno al correr riesgos no calculados. Incluso puedes perder amistades que no van al mismo lugar que tú. Antes de empezar, calcula los costos y acepta lo que vas a pagar, para que no te veas sorprendido a medio camino y te desanimes.

crecimiento personal invest-in-yourself1

Invierte lo necesario en ti. Tu eres tu mejor herramienta, no escatimes en pulirte. Invierte en capacitación tradicional y autodidacta. Invierte en tu estado físico, emocional y espiritual.

Cuida tu salud. Las leyes de Newton tendrán un gran efecto en tu crecimiento: Será difícil romper la inercia del estancamiento, y una vez en movimiento encontrarás fricción. Todo esto causa estrés y tu salud puede deteriorarse. Cuida tu alimentación, haz ejercicio y duerme bien. Nada puede detenerte en tu crecimiento tanto como tu propia salud.

Bending

Mantén el Balance. Mientras crezcas, irás cambiando. Asegúrate de convertirte en una mejor versión de ti mismo, no en otra persona completamente diferente. No abandones tus valores, ni a los que te han acompañado hasta donde estás.

Empieza hoy. ¿No sabes cómo empezar? No estás solo. No saber qué hacer es la principal razón por la que nadie empieza. Miles de libros se han escrito sobre el tema, y puedes pasar años leyéndolos. También hay suficiente literatura en el internet como para que te tomes semanas investigando. Pero nada de eso es necesario. Como en casi todo, lo más sencillo es lo mejor. Solo necesitas papel y lápiz, y un poco de tiempo. Haz una cita contigo mismo, a solas. Si tu agenda lo permite, separa un tiempo para ti todos los días, y si no lo permite, hazlo al menos 2 veces por semana. Toma tu libreta y escribe éstos encabezados en páginas diferentes:

  • Qué quiero lograr
  • En dónde estoy
  • En cuánto tiempo lo voy a lograr
  • Qué necesito aprender
  • Qué recursos económicos voy a necesitar
  • Cómo lo voy a lograr
  • Cómo mediré mi avance

No te preocupes si no avanzas mucho al principio. Lo más probable es que te tome varias sesiones contestar solo la primera pregunta. Pero es importante que no te desanimes. Mantén la disciplina de separar tiempo para ti, para pensar sin distracciones ni interrupciones. Una vez que hayas contestado todas las preguntas, en la última página escribe “Mi crecimiento empieza hoy”, anota la fecha y pon tu firma con aplomo. Cuida esa libreta como a tu vida.

Comparte tu plan. Trabajas más cuando tienes que entregar una tarea. Nada pone más presión que poner tu plan bajo el escrutinio de otros. Compártelo con tus familiares y amigos. Presúmeles tus futuros logros como si ya los hubieras obtenido, para que te presiones cuando te los recuerden.

Disfruta el viaje. Parte del placer de llegar a un destino está en disfrutar el viaje. No olvides compartir con otros tu aprendizaje, y a los que estén interesados, invítalos a subirse al camión del crecimiento. Llevar compañía hará el viaje más ameno.

crecimiento personal 1

Si empiezas hoy, ya tienes la mitad del éxito en la bolsa.