2015/01/img_0351.jpg

No puedes evitar envejecer, pero no tienes porque hacerte viejo.