arquitecto 15392_375006699261752_1263939585_n

Tu vida será tan buena o tan mala como las metas que te propongas, los planes que hagas y las acciones que emprendas. Tu eres el aquitecto de tu propia vida, de tu fortuna y de tu destino. Evita los pensamientos destructivos. Los pensamientos negativos hunden a las personas. Un barco puede navegar alrededor del mundo, pero si permites que le entre agua, hasta el barco más robusto se hundirá. Lo mismo pasa con tu mente. Deja que entren solo unos pocos pensamientos negativos y te hundirás como un barco. Mantente a flote, saca el agua, mantente positivo.