Si todos hacemos una cosa buena cada día, solo un pequeño acto de bondad, tal vez podríamos corregir el rumbo de la humanidad.