20120706-061735.jpg

Tus clientes no te compran porque entienden a tu empresa y a tus productos. Tus clientes te compran solo cuando tu empresa y tus productos los entienden a ellos.