Reír a carcajadas es como tomar unas pequeñas vacaciones.